Escorts Barcelona


Esto sucedió hace ya varios años, cuando yo vivía en Estados Unidos. Por ser una historia real, voy a omitir el lugar exacto de los hechos, pero eso no importa. Lo que si importa es que este relato lo voy compartir con ustedes lectores, por que si no, sería muy egoísta de mi parte.

Cuando llegué a Estados Unidos fui bien recibido por todos mis parientes, personas que ya tenía mucho tiempo que no veía; pero la Familia de mi Tío el mayor fue la que me brindó mayor confianza. Mi Tío tiene cuatro hijos, de los cuales dos son hombres y dos son mujercitas, la que interesa es la mayor de estas. En ese tiempo ella estaba a punto de cumplir 15 años y le estaban preparando su fiesta al estilo mexicano. Yo tenía 19 años cumplidos y nos caímos de maravilla. Yo la sacaba a pasear a todas las partes que ella me pedía y nos teníamos mucha confianza.

El día de su fiesta, la busqué entre toda la gente y no la encontré, por fin salí al jardín del casino y la miré sentada detrás de una fuente y me acerqué. Cuando me vio trato de disimular, pero pude notar que había estado llorando. Obviamente le pregunté por que lloraba e inmediatamente me abrazo con ternura. Me contó que ella había tenido un novio y que a este no lo quería mi Tío ni toda su familia y que por eso lo había terminado, mientras hablaba pude sentir su aliento, con un aroma a champaña, por que tenía su cara muy junta a la mía. La reprendí por que había tomado a escondidas e inmediatamente comenzó a llorar mas fuerte y me dijo que no le gustaba que yo me enojara con ella. La consolé diciéndole que ella era muy linda (ahora ya es modelo profesional) y que pronto encontraría a otro muchacho.

Cual fue mi sorpresa, al ver que en un descuido, mi Prima hermosa me estaba robando un beso en la boca, el beso mas rico que he sentido jamás, el beso de una niña de 15 años cumplidos, todavía recuerdo y se me eriza la piel. De repente reaccioné y la aparté de mi y sin hacer caso de sus palabras la tomé de la mano y le dije que esta era su fiesta de 15 años, que no volvería a repetirse, que la disfrutara. Durante la fiesta no pude pensar en otra cosa que no fuera ella, pero al mismo tiempo me di cuenta de que yo la estaba esquivando, por que en mi conciencia sabía que no estaba bien, que era mi Primita.

Después de la fiesta, unas dos semanas para ser exactos, me atreví a regresar a la casa de mi Tío, con la esperanza de que a mi Prima se le olvidara lo que había pasado. Pero tal parece que el demonio o el destino, hubiese preparado para mi un plan que no me arrepiento haber realizado. Toque la puerta y me abrió ella, estaba vestida con una faldita blanca, muy corta y una blusita de florcitas color rosa, se miraba espectacular, con su pelo negro suelto, ella me sonrió y me abrazó mientras avisaba gritando que yo había llegado.

girls barcelona putas barcelona apricots top damas eulalia roig sugar girls universitarias catalanas la fenice felina escorts maduras president palace perla negra travestis barcelona escorts jovencitas masajes eroticos barcelona

Mi Tío y su esposa estaban arreglándose para recibir a otra familia, ya que iban a tener una reunión con sus amigos. En eso mi Prima Maribel le dijo a mi Tío que se apurara, por que ya se quería ir con su amiga, ya que ella no quería estar en esa fiesta. Mi Tío checo su reloj y me preguntó que si yo traía mi carro, le conteste que si y me preguntó que si podía hacer el favor de llevar a mi Prima, yo no tuve alternativa y le dije que si. Mi Prima sonrío maliciosamente.

Subimos a mi carro y ella comenzó a reclamarme por que ya no iba a su casa y que yo la estaba esquivando. Luego me dijo que si había sido muy malo el beso que me dio. yo le dije que no. Mientras íbamos en camino yo volteaba disimuladamente y le miraba esas piernas perfectas, torneaditas, sin ningún bello y me imaginaba besarlas, darle mordiscos suaves...

De repente ella me dijo que no quería ir con su amiga, que fuéramos a mi departamento, yo ya no pude negarme, mi prima me había puesto a mil. Cuando llegue, le llamé a mi Tío y le dije que ya la había llevado y que me disculpara por que yo no podía regresar a su casa en ese momento, pero que no se preocupara, por que yo iba a llevar a mi Prima de regreso a las 11 de la noche. A penas eran las 6 de la tarde y ella me miraba sentada desde el sillón de la sala. Me acerque y no pude más, comencé a besarla lentamente, disfrutando cada milésima de segundo de esos labios tiernos, de esa boca chiquita, carnudita, la tomé de la cintura y la acerqué hacia mi con fuerza, mi verga estaba a todo lo que da, ella pudo sentirla, en eso me dijo que tenía miedo, que era su primera vez, pero quería hacerlo conmigo, le dije que no se preocupara, que yo sería cuidadoso. seguí besándola y empecé a tocarle sus piernas hermosas, le levanté la faldita y lentamente toque sus muslos internos, me excite a mil, cuando vi sus calzoncitos blancos y no pude mas, me agaché y comencé a besarle sus piernas, a morderlas lentamente, ella gemía suavemente, con mi lengua recorrí sus muslos hasta que llegué a ese rinconcito tan precioso. Empecé a besarle su osito por encima del calzoncito, ella se retorcía de placer y pude sentir como empujaba su cintura a mi cara, por fin se los quite y con mi lengua le di placer a esa conchita hermosa, virgen, deliciosa; la primera chuchita virgen que me comía, seguí besando y lamiendo su panochita un buen rato, hasta que me sacié, me incorporé y le quite su blusita y descubrí unos pechitos hermosos levantaditos, firmes con sus pezones completamente duros y erectos, de nuevo besé su boquita y sus mejillas estaban sonrosadas, le lamí sus pechitos y con mis dedos le tocaba su almejita deliciosa.

De pronto sentí sus manos tratando de tocar mi verga, todavía recuerdo sus movimientos torpes y nerviosos; me quite el pantalón y ella comenzó a explorar con sus manos todo mi miembro. Se agachó y titubeó un poco, pero luego acercó su boquita a mi palo y primero me dio un besito en la glande. Yo no podía creerlo, mi Primita hermosísima me estaba dando la mamada de verga mas exquisita de todas las que me habían dado mujeres, mucho mayores y expertas que ella. Lo lamía, besaba y engullía, mirándome a los ojos, como preguntándose si lo estaba haciendo bien, era totalmente excitante.

Le dije que se incorporara, y así con todo y faldita la incliné para que apoyara sus manos en el respaldo del sillón, volví a agacharme para lamerle su coñito y comprobar si estaba lo suficientemente lubricado. Su panochita estaba completamente mojadita. Entonces me paré y le abrí sus piernitas hermosas; lentamente coloqué mi verga en su entrada y despacio empecé a meterle mi glande completamente hinchada por la excitación, ella gimió pero no se movía, al contrario fue ella quien empezó a retroceder lentamente, primero hasta la mitad y luego su conchita se comió todo mi palo. Empecé lentamente el mete y saca, hasta que logramos un ritmo, primero lento y después rápido, ella gemía a todo lo que daba y yo no podía creer que estaba desflorando una 15 añera preciosa, además a mi Primita.

Ella tuvo varios orgasmos antes de que yo explotara y le bañara todo su culito con la venida mas abundante que haya tenido en toda mi vida. Nos besamos y nos metimos a bañar. Nos abrazamos en la ducha y mi relax fue máximo. Desnudos nos metimos dentro de las sabanas de mi cama. Sabíamos que todavía quedaban varias horas para disfrutar.

Relato enviado desde la web pornosushi.xxx, un portal dedicado a la producción de videos porno gratis.